Comunicación corporativa

La comunicación externa es la carta de presentación de cualquier empresa. Para hacer efectiva la estrategia de comunicación, esta debe estar alineada con la forma en que trabajamos (seriedad, transparencia, experiencia, entre otros.) y se debe construir mediante las herramientas de comunicación que dirigimos hacia el exterior de nuestra compañía, ya sea a los clientes, posibles inversionistas, público objetivo, nichos de mercado, la competencia o a los stakeholders en general.

Para llevar a cabo la comunicación externa, de manera efectiva, es necesario contar con los objetivos de la empresa clarificados; para así establecer un plan adecuado a las necesidades del cliente.

La identidad de una organización se transmite en su operación diaria. Es por ello que es primordial que el público interno (Colaboradores) esté alineado con los objetivos comunicacionales y de identidad de su organización, para construir desde dentro el mensaje que luego se trabajará para el exterior. Asimismo, es necesario mejorar los canales de comunicación donde se emitirán los mensajes de fidelización. Para ello es fundamental construir una sinergia comunicacional dentro de una organización, lo que fortalecerá - no sólo la identidad - sino que la eficiencia en la transmisión de mensajes dentro de una compañía; lo que es directamente proporcional a la efectividad laboral, entendimiento de las tareas asignadas, entre otros.